Mar del Plata es poco más que un descampado a comienzos de 1880, pero el entusiasmo de la aristocracia porteña hará de la pequeña villa un refugio encantador. Violeta Garmendia, recién llegada de Europa, es invitada a participar de la primera gran temporada de verano; un acontecimiento social y el comienzo de una aventura.
Corren tiempos agitados. La presidencia de Julio A. Roca ha dado un vuelco a la historia argentina. La crisis financiera del gobierno de Miguel Juárez Celman alimenta el espíritu de sublevación. El encono ha nacido entre algunos anarquistas provenientes de Buenos Aires, y así las temporadas se deslizan en un mar de contrastes entre la vida elegante de algunos y la pobreza de otros.

Allí, en los cotillones del Hotel Bristol, las tardes en la Rambla y las excursiones que propone el vicepresidente Pellegrini, alma mater de Mar del Plata, la vida pondrá en una encrucijada a Violeta. Su hermosura despierta toda clase de sentimientos en los hombres, pero su corazón permanece cerrado. ¿Quién tendrá la llave?
La canción del mar es una novela mundana y salvaje, reúne la distinción de la aristocracia y la sencillez de la vida de pueblo. Y mientras Gloria V. Casañas nos deleita con personajes inolvidables, nos vuelve a demostrar que es una de las mejores escritoras latinoamericanas de hoy.