"en los inicios de la tierra había criaturas con dos cabezas, cuatro piernas y brazos en su perfección una parte complementaba a la otra y debido a su gran poder fueron separados por la mitad, obligando a cada parte a buscar su otra mitad durante toda su vida."
ahi estaba yo en el parque leyendo hasta que escuche la voz de un joven
-debe ser un buen libro si nos has notado mi presencia-dijo y lo primero que pensé fue la palabra "arrogante" así que levante la mirada para buscar el dueño de la voz que había interrumpido mi lectura, encontrándome con un joven cabello negro, piel blanca y ojos azules.
-si, lo es demasiado como prestarle atención a tu arrogancia y a ti-conteste de manera cortante esperando una respuesta descortés de su parte pero en lugar de eso me contesto
-me llamo ander y tu?-dijo extendiendome la mano en forma de saludo
-rein-conteste aceptando su gesto algo raro en mi ya que era un desconocido pero de cierta forma lo sentía como si lo conociera de toda la vida, se sentó ami lado y me estremecí
-te molestaría si leo lo que leías antes de que llegara.- yo negué y le pase el libro nuevamente extraño de mi parte no lo conocía, con una sonrisa me pregunto.
-y crees realmente que todos tenemos nuestra otra mitad andando por ahí?-
-no, no lo creo es prácticamente imposible y es solo una mitología-conteste
-yo creo que si es real, lo creo ahora- me respondió ensanchando su sonrisa.
E ahí cuando empezó todo...