Todo es esta vida fluye, mientras los días caen como las hojas en una bella tarde de otoño. Una por una, meciéndose en diferentes momentos y formas. Día 1, día 2 ....y así sucesivamente van perdiéndose entre la semanas, meses y años.
Cuando te das cuenta ya es tu cumpleaños, y las horas van corriendo tratando de hacer lo mejor en este día especial para ti.
Luego de 24 horas, ya no es tu día y luego en un pestañeo ya es 9 de octubre y han pasado varios días.
Observar las noticias, y todos ellos tratando temas de suplicio y pena, dolor y amargura, tristeza y lujuria. Que banal se vuelve la vida viendo caretas y mentiras, y medias verdades mientras disfrazas las cosas para crear emociones falsas y vagas con el único fin de lucrar.
Todo esto gira en mi cabeza, algo que deseo transmitir en escrito porque se que en estos pequeños momentos de lagunas mentales es donde me conozco a mi misma. Me expongo ante mucho y a la vez me expongo ante nadie.