Cansa el diario intento, lo se. Cansa diario intentar tener algun tipo de contacto contigo, hacer lo imposible para que voltees, aunque sea un segundo, me mires, te fijes que aqui estoy. No se que duela mas, el extrañar a algo que un dia tuviste, o el saber que nunca tendras eso que tanto deseas. Como tu para mi. No se si son esos ojos llenos de luz, tus pestañas que tanto presumes, esa sonrisa que cautiva, tu molesta y adorable sentido del humor, o simplemente todo el conjunto tuyo que me hace sentir como me siento. Se que me quieres, pero no de la misma forma que yo te quiero. Me quieres, pero lo importante es para que, tu me quieres para sentirte bien contigo mismo, porque sabes que al buscarme, yo siempre estare ahí, de una o de otra forma diciendote lo mucho que te quiero, lo increible que eres, lo perfecto que te veo a mis ojos. Te lo he demostrado de una y milformas, de lo he dicho, consiente, y sin is 5 sentidos, te llore, te apoye incondicionalmente, sin esperar nada, crei en ti, siempre, y aun así, no me supiste amar. Te fui totalmente incondicional, mi corazon siempre estuvo reservado para ti, anhelando algun dia poder pertenecerte, y que algun dia me pertenecieras, que nuestro lugar favorito fuera en nuestros abrazos, y lo que mas esperaramos fuera besarnos. No se si sea con todas menos conmigo, al menos asi lo siento yo. Pero ¿sabes algo? ya me canse, me canse de esperarte, de apoyarte, de ser la que siempre estaria ahi, porque la gente se cansa si se siente innecesaria, y eso es lo que tu me has hecho sentir. Te escribo para despedirme de todo eso, se que no sabras que yo lo escribí, pero de alguna manera tenia que decírtelo, dejare de ser tu fan numero uno en la cancha y dejaras de ser mi jugador favorito, dejare de comparar a todos contigo dejandote ganar. Dejaras de ser mi prioridad los viernes en la noche, el que influira en mi decision de a fiesta ir, dejare de ver por ti cada segundo de mi dia, de planear encuentros "casuales" y se que cuando te des cuenta de lo que perdiste, querras recuperarme y encontras la sopresa de que ya no estare, pero aun así, gracias, por enseñarme lo que es amar de verdad, que seas feliz, te deseo lo mejor, hoy y siempre.