Júntate con la persona que te recuerde cada día lo mejor que hay en ti porque para egoístas y críticones ya está el resto del mundo