dirigid a una estrella una rápida ojeada, miradla oblicuamente, y veréis la estrella de una manera distinta; obtendréis una apreciación acertada de su brillo

   @himeko44