Hoy está nublado y eso, me hizo pensar en ti, en tu risa, tus secretos, en la mágica forma en la que dices te quiero.
Pensé en ti cuando vi caer una hoja y las prosas volaron en mi cabeza, las personas a mi alrededor las borraron con sus prisas, pero nunca se van mis melodías favoritas.
Te recordé en el sitio de siempre, preferí tomar el camino más largo porque sabía que me pondría nerviosa si te miraba de frente.
Te sigo esperando al frente de mi casa, con la esperanza que llegues y me ofrezcas perdernos un poco, poco es el tiempo cuando lo pierdo contigo, me río, porque es la única forma de demostrarte que me agrada cuando estás conmigo, pero ahora que los días pasan y la temporada de lluvia se acerca, debo buscar mi impermeable para la tormenta porque tu paraguas ya lo compartes con alguien y aunque me repito que no debo ser sensible no puedo evitar que me duela el saber que ya no estás disponible, que mis días se volvieron grises, y por el contrario los tuyos más felices.