Nos imagino, a ti y a mi, en medio de risas caminando por la calle, con la distancia suficiente para sentir como juegan nuestros dedos.

Nos imagino, a ti y a mí, como bajas la cabeza escondiendo una sonrisa después de escuchar mis bromas, tomas mi muñeca y me diriges a tu escondite favorito para abrazarme

Nos imagino, a ti y a mi, celebrando nuestro aniversario de 100 días, con diamantina en el cabello y betún en nuestras narices.

Nos imagino, a ti y a mi, dándonos nuestro primer beso, gritándole al mundo, lo mucho que te quiero.