Un día todo se volvió oscuro.
Las canciones dejaron de tener sentido y yo no lograba escuchar la melodía de las risas,
Me sentí abrumada y a pesar de que creía que gritaba, nadie me escuchaba, nadie se daba cuenta de lo rota que me encontraba y luego apareciste tú, de manera muy silenciosa casi imperceptible, te fuiste acercando, poco a poco me recordaste lo que era el brillo, a encontrarle nuevo sentido a las bromas y a recordarme una vez más que a partir de entonces jamás estaría sola.
Me extendiste tu mano a pesar de que te han lastimado tantas veces, me mostraste tu mundo donde no muchas personas han llegado, me mostraste la parte oscura de la luna, una parte pequeñita pero brillaste conmigo, espero hacerte brillar también, hacerte reír también y recordarte que para ti estaré siempre cuando todo esté bien y cuando parece que tu mundo se oscurece.