Hola! Espero que esta semana la estén empezando con el pie derecho y de no ser así, respira profundo y medita un poco que es lo que esta pasando, tal vez es solo un mal día y eso es normal recuerda que tendremos días malos y buenos en nuestra vida. Te prometo que mañana será un día mejor.

Febrero ya comenzó y siempre suelo escuchar que es el mes del amor en pareja y amistad. Es un mes muy lindo, pero que tal si en vez de enfocarlo únicamente en el amor de pareja o la amistad, lo empezamos a enfocar en el amor hacia a uno mismo. Con esta idea en mente me decidí a enfocar este mes en nuestro bienestar propio y no, no es ser egoísta simplemente dedicarnos tiempo y amor a nosotros mismos es algo esencial e importante sobretodo en estos tiempos tan difíciles.

El 2020 estuve trabajando muchísimo en mi salud mental, emocional y física. Fue todo un reto, ya que el encierro no ayuda mucho y junto a mi venían la depresión y la ansiedad. Sin embargo, me propuse a empezar poco a poco a fomentar nuevos hábitos y a cuidar de mi misma, además, me puse como meta tratar de ayudar a más personas que estén pasando por lo mismo o sientan que se han descuidado en estos aspectos. Hoy les escribiré sobre el autocuidado emocional y algunos ejercicios que podemos realizar para mejorar este aspecto.

Las emociones son como un mundo muy grande, profundo y desconocido. Creo que sin ellas la vida no sería lo mismo, pero muchas veces debido a diversos factores o situaciones estas empiezan a dispararse tomando en algunos casos el control de nuestra vida. Actualmente, nos encontramos atravesando por situaciones muy complicadas y tristes. Esto hace que nuestras emociones se pongan peor. Así que, empecé a poner en práctica algunos ejercicios para poder comprender y calmar mis emociones.

Ejercicios:

1. Autocompasión, seamos amables con nosotros mismos.
Este ejercicio fue un reto para mí, ya que suelo ser empática con otras personas, trataba de ponerme en su lugar y entender para poder ayudar. Soy excelente dando consejos a otras personas, pero pésima siendo empática conmigo misma. Al principio este ejercicio fue algo complicado, pero con el paso del tiempo fui mejorando. Para aplicar la compasión en uno mismo debemos…

-Escucharnos: Presta atención a lo que sientes. Sea cual sea la emoción que tengas en este momento, tomate un tiempo a solas e intenta escucharte a profundidad.
-Comprendernos: Cuando logres escuchar lo que tus emociones te están diciendo intenta comprender el por qué se presentaron. Algo tiene que haber pasado para que sientas esto.
-Sentirnos: No te frustres. Esta bien si sientes enojo, ira, tristeza, dolor, etc. Eres humano, así que respira profundo cuando estes experimentando alguna emoción.
-No juzgarnos: Lo peor que podemos hacer es hundirnos más a nosotros mismos. Soy consciente de que esto puede ser difícil a veces, pero por favor no lo hagas solo te hundirás más.
-Pedir ayuda: Este paso no tiene nada de malo. Yo necesite después de mucho pedir ayuda, porque para poder curarme, amarme y comprenderme mejor necesitaba la ayuda de un profesional. Así que, si necesitas ayuda pídela y si sientes que no tienes a nadie escríbeme, pero no te rindas.

2. Autoperdón, no te culpes.

Parte del proceso es perdonarnos. Perdónate por las cosas que te dijiste con ira, perdónate por los errores que cometiste, etc. Parte de superar, crecer y aprender es perdonarnos date esa oportunidad y créeme no solo te quitaras un peso de encima, sino que también, aprenderás de esto.

3. Manejo del estrés

El estrés se hizo mucho más presente a raíz de la pandemia y tomar el control de este puede llegar a ser muy complicado, pero no imposible. Algo que me ha ayudado muchísimo es inhalar contando 5 segundos, sostener la respiración 5 segundos y exhalar la respiración contando 5 segundos. Esto te ayudará a despejar la mente.

4. Positividad

Este paso empezó a ser uno de mis favoritos desde enero, porque para practicar la positividad inicie con las afirmaciones positivas durante la mañana. Cuando despierto escribo una afirmación en un papel, la decoró y la guardo en mi agenda. Algunos ejemplos de afirmaciones positivas podrían ser SOY FUERTE, SOY HERMOSA(O), SOY VALIENTE, etc.

5. Resiliencia

Es considerada la capacidad para afrontar las adversidades de la vida, transformar el dolor en fuerza para superarnos, aprender y salir fortalecido de ellas. Algunas formas practicar la resiliencia son:

-Dedicarnos tiempo para conocernos mejor
-Mantenernos en contacto con nuestro entorno
-Poner limites al hecho de querer tener todo bajo control
-Afronta las dificultades con algo de humor y una sonrisa
-Manda al carajo el miedo y VIVE

Imprimible
https://unpocodeme.files.wordpress.com/2021/02/8autocuidadoemocional.pdf

Espero que puedan intentar cada uno de estos hábitos en su rutina y que realmente los ayude. Los quiero mucho y nos vemos en un siguiente post!