Siempre utiliza una esponja:

Las esponjas son esenciales para un acabado perfecto, éstas ayudan a difuminar mejor los productos.

RECUERDA: siempre mojarlas, notarás la diferencia.