Recuerdo el día que te fuiste, recuerdo cada detalle, el momento;en el que mi madre dijo "Papá no resistió", sentí como si me hubieran abofeteado, una abofeteada al corazón. Se me desgarro el alma por completo, esperando que no fuera cierto, que fuera un sueño, pero lamentablemente fue real.
Antes de tu partida espere que llegaras, y que la vida siguiera normal, pero vaya la sorpresa cuando vi tu cuerpo, sin fuerzas, sin aliento, frío y tieso. Te miraba, parecías un niño dormido, como si no nada te preocupara, me senté a tu lado, apreté tu mano, sin miedo, me quede ahí, y no había vuelta atrás.
Espere a que te pusieran tu mejor traje, te veías tan guapo por cierto.
Quería quedarme a solas contigo, decirte muchas cosas, llorarte, te juro que nunca había llorado tanto, fue el peor día, algo de mí, se fue contigo, y se enterró contigo.
No supero aquel día, siento que fue ayer, o que esta pasando ahora, me haces tanta falta, no sabes cuanto. Ahora solo le hablo a una fotografía, donde sonríes, donde te ves fuerte, feliz. Se que siempre estas ahí, para ser la fuerza que necesito, pero hombre, te soy sincera, desde tu partida soy sentimental, me di cuenta que tengo corazón y que soy tan frágil, me rompo fácil, pero no me abandonas, y no lo hagas.
Te amo papá.