¿Que me dirian sobre el olvido?
Si cada gota de lluvia es dedicada a tu cuerpo,
Cada gesto sin sentido por el cual rio,
Que me daba miedo intentarlo, pero que ahora me atormenta el solo no sentirte,
Aquellos jardines no seran olvidados, por lo menos no por mi,
¿Qué será de la Vida?
¿Qué será de mí?
¿Qué será de ti?
Cuando un cataclismo estalle nuestras almas,
Ese momento en el cual ese hielo se derrita,
No me gusta dejarte esperando, así como no me gusta dejarme esperando,
Sin comprender e incluso turbio,
A veces puedo ser muchas cosas,
Pero renunciarte no me cabe en mi demencia,
Intenté olvidarte una y otra y otra vez,
Pero esas veces fueron fugitivas mientras las flechas atravesaban mi pecho,
¡No renuncies! Aquella voz sin rostro me insistía,
¡Que demonios! Nunca renuncié,
Porque ¿Qué será de ti, Qué será de mi si no nos sostenemos en este turbio universo?