Pasé horas mirándome en un espejo, tratando de buscar errores, encontrando fallas que tal vez ni existan, quiero mejorar, necesito mejorar ¿Pero es esta la manera?

No hay tiempo para cuestionar, tengo que ver que puede ser mejor, para que la gente me quiera, para no perder mas amigos, necesito ser mejor.
Una lágrima, dos lágrima.
"Soy horrible" me repito, "Tengo que dejar de reírme de todo" "Mis gustos son diferentes, tengo que cambiarlos para que me acepten"
Otra lágrima.
Trato de arreglarme el pelo, ver como queda mejor, pero el resultado no me gusta.
Me miro de perfil, no me gusta lo que veo.
Miro mis ojos, rodeados por las sombras del insomnio. No me gusta.
Sonrío al espejo, se ve tan falso como lo es, me desagrado.

Respiro profundo, me visto, me peino y me seco las lágrimas, es momento de empezar otro día.