La existencia de un alma hermosa, pura y transparente
De ella un gran corazón Valiente
Ataduras nulas a almas gemelas
A la manera bienaventurada llevaba su camino
Llegando ala tierra de su propio camino
Saber amar y temer le son considerados privilegios
Cuando las auroras de amanecer llenan el cielo,
Ella lo sabe mejor que nadie.

Eliza.