Enamorarse de la persona equivocada duele. Se siente como un dolor en el pecho constante, que no se va, permanece.
Enamorarse de la persona equivocada no te deja dormir. Te llena la cabeza de pensamientos y te hace preguntarte como dejaste que pasara, como lo dejaste entrar.
Enamorarse de la persona equivocada te hace mas fuerte. No en el momento, ni mas adelante, sino capaz algún día cuando puedas dormir y ya no sientas dolor.