todo en mi grita
resignación
como si fueras a escuchar
yo se que no importa tanto

risas
miradas
manos
no hay
forma alguna
en la que en mi
no leas
resignación

ojos sordos
oídos ciegos
la costumbre
entorpece todo
hasta al corazón
mas cierto

por eso estoy tan muerta
y por eso
mis acciones son mudas
no tienen sentido
ninguna insinuación
no apuntan a nada
mas bien apuntan a cualquiera

perdí todo
y tan poco
me cuesta la dignidad

tan cómoda en este dolor
eso te aleja
lo veo en tus ojos
que brillan en mi

no puedo verte
sin odiarme
todo lo que das
y todo lo que desperdicio

vida mía
esta que nació de vos
de tu corazón

días iguales
nada que lamentar
nada mas para adolecer
días guardados en cajitas
todo dolor
todo amargura

y una chispa
suficiente esperanza
tuya
que brille
en mi
y me anime a seguir