Es real, han pasado más de seis meses desde que escapé del laberinto en el que la salida se veía tan próxima y sin embargo, me tomó más de un año llegar a ella. No te extraño ni tantito, el alivio se convirtió en culpa, después en un poco de tristeza, tal vez combinada con un poco de melancolía.
Sé que tu no lo entiendes aún, y probablemente te lleve mucho tiempo comprender que cuando alguien no siente lo mismo por ti, lo más sano, lo mejor para ti, para mi, es dejar ir. Yo no podía toma la decisión, porque como siempre, mil pensamientos me perseguían todas las tardes y todas las noches. No las conté. Pero puedo asegurar que se sentían como horas infinitas, de miedos, de inseguridades, de incertidumbre, de culpa.
Desde que todo se terminó, seguiste buscándome, con excusas tontas, con reclamos que solo reflejan inmadurez. Al principio, dolía mucho, saber que estaba hiriendo tanto a otra persona, notar que había perdido a un amigo...otra vez. Pero me había recuperado a mi misma, y ese sentimiento nunca lo voy a olvidar, esa paz, ese descanso que sentí en el momento en que todo se terminó para mi, volví a respirar con tranquilidad. Sabiendo que estaba tomando una de las mejores decisiones del año en mi vida.

Fui muy ingenua al creer que quizás en unos meses podríamos tener un trato cordial o amigable, de compañeros o siendo muy positiva...de amigos. Me equivoqué y lo sigo haciendo. jaja Crees que tienes el derecho o te sientes con los pantalones para hablarme como si aún estuviéramos juntos, como si tus palabras fueran a hacer mella en mi y yo milagrosamente piense "wow tiene razón, lo necesito" pero estas tan tan tan mal, de verdad que no va a pasar. No. Ya no más. Quiero decírtelo de frente, ya no me busques, ya no me mandes mensajes diciéndome que todo esta bien y poco tiempo después me digas que me extrañas o que como te dejé o sobre "nuestro amor", ese amor existió y fue muy bonito. Pero hasta ahí.
Respeta mis decisiones. Respeta mis sentimientos. Aprende que cuando alguien dice No, es No. Es en serio. No tienes ningún derecho sobre mi. Porque tiene meses que no somos nada.
Y así como te lo digo a ti, me lo digo a mi misma. No puedes dejar que te haga sentir una mierda de persona. Porque no lo eres. No eres una mala persona por seguir a tu corazón, por no corresponder a otra persona con los mismo sentimientos, no es tu obligación quedarte con alguien por miedo a que lo dañes. Más te hieres tu. Te pierdes tu.
No te abandones a ti misma por los demás.