bailaba, cantaba, me seducía y después actuaba como que no había pasado nada le gustaba hablarme de la manera especial que se supone que solo tenia que ser para esa persona.

definitiva mente era encantadora, pero su mente era todo una traidora, mientras soñaba que ya tenia algo de el/ella , su mente solo planificaba un momento de diversión propenso a crearle el mismo desastre de siempre.

si y para terminar fue, es y sera encantadora mientras me hundo bailare a su ritmo y perseguiré es encanto a hasta que me consuma en el camino.