¿Cómo pudo ser tan idiota?

¿Cómo Yo pude ser tan ciega?

|Claramente eso no fue amor|

¿Por qué me hizo eso?
¿Por qué a mi, que yo hubiese dado la vida por él?

Es raro pensar que ya no siento lo mismo que antes. Tanto tiempo dedicado a él. Y ahora...nada... ni un pelo logra moverme el desgraciado...
Me dejó con este veneno en mi pulso, mi corazón late con amargura y mi mente le dice: ¡qué decepción la tuya, me cambiaste por ese cobarde, y ahora los dos agonizamos!
Ese niño logró primero: romperme el corazón. En tantos pedacitos que se volvieron polvo seco y pesado. Y luego revivirlo para decepcionarme...ese canalla acabó con mis ilusiones. Y ahora me estoy volviendo canción y si quiero me toco el alma.
Me he vuelto un cliché.
Soy una romántica empedernida, eso no cambió...y no cambiará nunca jamas, ni por el más idiota de los idiotas que mi corazón quiera perseguir.
He crecido, pues ya no encuentro en las canciones de Taylor Swift mi verdad. Sino que se han vuelto canciones lindas.
El mundo vendió y prostituyo tanto la palabra amor, que pobre de ella, se le perdió su significado verdadero.
Ahora solo busco el amor- autoaceptación. Con ese deberíamos empezar todos, porque erróneamente pensamos que ésta nace con nosotros, y no que es algo que uno tiene que construir.
Amate a vos misma, así sabrás el verdadero valor de tu corazón. No te expongas ante el mujeriego solo por sentir que él te da vida.
No caigas en la obsesión, por experiencia digo esto... ya ni se qué es el amor romántico. Pero no te desanimes que él, puede estar por ahí... a la espera de algún corazón como el tuyo.

(|Escuchate la canción Barro tal vez de Luis Alberto Spinetta. Es un temon)