I
TIEMPO
He pensado que te extraño,
más no es solo un pensamiento
es el fuerte sufrimiento
que inspira mi tormenta.

Si al perderlo no morí,
pues lo voy a aguantar
ya que un día pensaré
todo lo que pude dar.

Pasa el tiempo y no estás
ese tiempo que hace mal
es el fruto infernal
que creíste pensar.

Pues te pierdo sin remedio
ese mi gran tormento
y no recuerdo un pretexto
para olvidar cuanto te quiero.

II
SUEÑOS
En el aire de mis sueños
crece y crece mi ilusión
en un grande pensamiento
que despierta inspiración.

Esa misma inspiración
no se cansa de vivir
y en el tiempo de dolor
no se queda sin seguir.

Pues luchando ganará
lo que nadie jamás gano
ese triunfo vencedor
que lleno mi corazón.

Solo quiero que nunca falle
es lo que siempre debes pedir
para que no me falte en mis sueños
las fuertes ganas de seguir.