Una fecha.
Un vistazo al pasado.
Un momento, si acaso pequeños segundos.
Explosiones, zumbidos, truenos y silencio.
Confusión.
Dolor.

Una fecha, el recuerdo de un adiós jamás dicho.