Déjame, deja mi cuerpo.
Estás gobernando todo mi ser.
No eres bienvenida aquí .
Gracias a ti no duermo bien,
siento que no pasa el tiempo
o que pasa muy rapido.
Como sin sentir apetito o hambre,
simplemente para llenar algo,
o solamente para que el tiempo pase más rapido .
No me concentro en una sola cosa .
Siempre a la espera de eso .
De esa llamada .
Digo confiar en Él ,
pero la preocupación y este no grato sentir que me visita delatan mi falta de confianza .
Quiero que Él me diga que todo estará bien .
Quiero que me brinde un poco de su paz.
Quiero realmente creer en su promesa, en su plan.
Quiero subirle a mi espiritú y bajarle a mis emociones .
Quiero que tome el control.

una mariposa.