Netflix es una plataforma que contiene una infinidad de series, películas y documentales que agradan y no a sus suscriptores.

En el artículo de hoy, escribiré acerca de lo que, para mí, es una de las mejores series para personas que se sienten un poco perdidos en esta sociedad tan caótica.

GirlBoss es una serie basada en el libro del mismo nombre, cuya autora, Sophia Amoruso, es la protagonista y nos cuenta el arduo camino a crear su propia marca de ropa.

Sophia era una joven que no sabía qué hacer con su vida. Había estado en muchos trabajos y siempre terminaba siendo despedida. Era una persona impulsiva, egoísta y no tenía un control en su vida.

Todo cambió al pasar por una tienda de venta de ropa de segunda mano. Sophia, quien tenía un buen gusto por la moda, obtuvo a un muy bajo precio una invaluable chaqueta de cuero.

Al llegar a casa, Sophia decidió revender la chequeta en EBay.

film, gif, and girl image

El drama en esta serie ocurre cuando Sophia cree que su vida se arregló por aquel golpe de suerte.

Quienes tienen un negocio o saben cómo funciona uno, sabrán que nada es fácil, incluso cuando así lo parezca. Sophia odiaba la ayuda de los demás, incluso de su mejor amiga Annie, quien estuvo dispuesta a rechazar un gran ascensor laboral por trabajar con Sophia; sin embargo, esta última le dijo que ella podía sola y terminó desplazándola.

La historia de Amoruso es un ejemplo de emprendimiento. Aunque en la realidad, Sophia haya sido una persona pedante y orgullosa, supo dejar de lado todo eso al ver que necesitaba a más personas para que su negocio lograra ser un éxito.

Nasty Gal, nombre de la marca de aquella joven, logró convertirse en una marca prestigioso a inicios de los años dos mil y de los pioneros en ventas por Internet. Con un valor de más de veinte millones de dólares, Amoruso estuvo a nada de entrar a la lista de las 400 personas más ricas de Forbes.

¿Quieres saber cómo lo logró? ¿Te sentiste identificada con esta breve reseña?

GirlBoss nos ayuda a reflexionar y tomar como ejemplo esta historia para aplicarla a nuestra vida diaria. Quizás el carácter de esta chica te provoque jaqueca, pero, al final de todo, logró lo que parecía imposible.

clothes, crazy, and crazy girl image