04/08/2019
Domingo, medianoche.
Hoy he tenido otra recaída, de esas que son fuertes, de esas que te tumban a las 12: 30 pm en el piso de tu baño, de esas que no quieres volver a sentir y es que mientras más intento no pensarte es cuando tu recuerdo vuelve y lo hace con más intensidad, como si estuviera ajustando cuentas por cada día que pase sin extrañarlo, la verdad es que nunca he sido muy buena en esto de olvidarte y creo que eso ya tú lo sabes.
Te cuento que sucedió así sin más, creo que ya tenía varios días sintiendo las resquemazón en el corazón de querer llorarte pero como siempre, aplazaba lo inevitable hasta que hoy, sin ton ni son no he podido ocultar mas las lagrimas que han caído por mis ojos, me he mirado al espejo diciéndome que lo superaría pero honestamente no he encontrado verdad tras mis palabras. ¿Cómo haces para que te crea el mundo cuando ni tú misma eres capaz de hacerlo? Fácil. No lo haces, ellos fingen creerte porque de esa forma es más sencillo, menos complicado aunque en el fondo saben perfectamente que sigues igual de rota que antes, aun cuando afirmas estar de maravilla.

Que me he ido por las ramas, te confieso que esto no se lo deseo a nadie, que este dolor que he sentido todos estos años y que solo se ha intensificado no quisiera volver a sentirlo en la vida, te confieso que por momentos he deseado no haberte conocido jamás para luego arrepentirme porque a pesar de todo, a pesar de todo fui feliz a tu lado y no cambiaría un solo segundo de mi vida junto a ti incluso si eso significa volver a ser feliz. Te confieso que a veces no puedo respirar, te confieso que el nudo en mi garganta es tan grande que siempre me cuesta hablar, te confieso que la mayoría del tiempo soy incapaz de saber porque estoy llorando, te confieso que he llorado tantas veces que ya ni me interesa saber cuál es el motivo del nuevo rompimiento, te confieso que perderte se sintió y se siente como la peor cosa que me ha sucedido, te confieso que aun no me recupero, te confieso que ni siquiera sé si quiero hacerlo, te confieso que mi corazón se siente tan herido que hay días en los que creo odiarte o desearía odiarte porque haría todo un infierno más fácil, te confieso que te busco en cada chico que conozco, te confieso que no dejo de compararlos contigo, te confieso que aun anhelo ver tu sonrisa nuevamente, te confieso que aun tengo grabado el sonido de tu risa, te confieso que tu mirada era una de las cosas que más amaba, te confieso que tus caricias me hacían sentir que volaba… supongo que te confesé muchas cosas pero en realidad no acabe diciéndote todo lo que quería decirte, es que siempre me pasa esto. Siempre hay algo más que te quiero decir, o algo que se quedo sin explicar o simplemente algo que se quedo sin mencionar… siempre tengo nuevas cosas que decir porque nunca soy capaz de decírtelo todo, tal vez se debe a que necesito un motivo para escribirte nuevamente, o tal vez a que simplemente soy incapaz de expresarme por completo porque mis sentimientos cambian conforme pasan los minutos.
He llorado mucho ¿sabes? He llorado tanto que justo cuando creo que no me quedan más lagrimas por llorar me doy cuenta que aún queda mucho rio por explorar, he sentido tanta soledad aun estando rodeada de tanta gente que me asusta lo indiferente que he llegado a ser, la tristeza que a veces siento la veo tan infinita que me consuelo con saber que la vida no es eterna, los recuerdos que siempre me atormentan la mayoría del tiempo me hacen desear morir porque recuerdo el tiempo en el que era feliz… contigo, a tu lado y supongo que eso es lo peor. Haber experimentado ese tipo de felicidad y perderla; porque cuando experimentas un gran amor es fácil dejar que la ira y la tristeza te consuman y creo que eso es lo que estoy haciendo, poco a poco me estoy consumiendo en un pozo profundo de lo que queda de mi; trato de no hacerlo pero francamente no puedo evitarlo… y para ser muy sincera contigo y conmigo he llegado al punto de creer que tampoco quiero hacerlo.
Te amo y desearía no amarte y entonces deseo nuevamente seguir amándote, porque supongo que es mejor amar y perder que nunca sentir en absoluto. Todos pasamos por lo mismo, arriesgamos y perdemos, tropezamos y caemos.
CREAM