Las cosas en casa se ponen difíciles y todo alrededor se nubla también.
Es muy difícil seguir cuando las cosas en casa están mal... es difícil seguir sin siquiera ningún obstáculo, mas si la familia se desmorona también.
Como se supone que yo tengo que seguir cuando se que mi mama se esta muriendo?
Se supone que haga como si nada? Se supone que me quede con ella porque la estoy perdiendo segundo a segundo?
Estoy haciendo bien las cosas? Estoy haciendo mal las cosas?
Me siento tirada de todos lados, todos pretenden algo de mi, que encare las cosas y siga para adelante como si nada pasara, pero ahora si pasa, y es bastante duro.
Cuando te dicen que alguien tan importante para vos se esta muriendo las cosas cambian, ya todo deja de tener el sentido que tenia para tener uno nuevo. Ya no ves las cosas del mismo modo, vos cambias, tenes que cambiar, porque tenes que estar a la altura de las circunstancias.
La vida nos da muchos golpes y nos va moldeando, endureciendo y obligándonos a crecer aunque no queramos.
Este año fue muy difícil para mi, pero no me quejo, mas bien lo abrazo... abrazo todos los sentimientos, todas las vivencias, porque me hicieron crecer. Porque a cada uno le toca lo que le toca, y a mi me toco difícil este año, me toco aprender y cuidar, me toco llorar y me toco abrazar, me toco reflexionar y me toco entender.
Por eso me abrazo, y me quiero. Porque me quiero, y siento a mi niña interior llorar porque no quiere que las cosas sean de la manera en la que son.
Me abrazo y me quiero.