las rosas son violetas muertas
están llorando
estoy en el hospital
dicen que estoy muriendo
deseaba que la gente entendiera su decisión, por lo que permitió que una cámara filmara sus momentos finales, el día mismo de su muerte.

El video la muestra sentada en el sofá, relajada y optimista.

Sus tres hijos la rodean, bromean con los dos doctores que han llegado hasta allí para llevar a cabo la eutanasia sobre la cena especial de la noche anterior.

Derechos de autor de la imagenBEFORE IT'S TOO LATE
Image caption
Annie Zwijnenberg decidió que era el momento de morir cuando se "sentía confundida" todo el tiempo debido a que sufría de demencia.
"Fuimos a un restaurante de tres o cuatro estrellas. Nos reímos. Lloramos. Fue una cena preciosa, tal vez porque no había mañana esa noche. Fue muy especial", dijo el hijo de la protagonista.

Por su parte, su hija Anneke contó que había encontrado una carta que su madre había escrito esa noche.

"Ella le escribió una carta a Dios para que cuidara de sus hijos. Ella sabía que si había un Dios, sería un Dios misericordioso", dijo.

Las imágenes muestran al doctor asegurándose de que Zwijnenberg era consciente de que había elegido morir mediante eutanasia. Le pregunta varias veces si estaba segura de lo que estaba haciendo.

"¿Estás segura de que quieres beber la mezcla que te voy a dar?", preguntó el doctor.

"¿Sabes que esto te pondrá a dormir y nunca más vas a despertar?", añadió.

Image caption
Annie en el momento previo de que le aplicaran la eutanasia.
"Lo he pensado muchas veces, lo repasé de principio a fin ayer por la noche y es lo que quiero. Es lo mejor para mí", respondió ella.

Luego, no duda en el momento de tomar el vaso con el líquido transparente, que contiene una dosis letal de sedantes.

Solo se queja de que tiene un sabor amargo.

Su familia se le acerca para abrazarla mientras ella se duerme por última vez.

"Ella se tomó todo el contenido del vaso, pero le llevó cierto tiempo", recordó Frank más tarde. "Poco a poco se fue durmiendo, cada vez más profundamente. Fue algo muy suave".

Pero pasaron dos horas y la mujer seguía dormida. Esto condujo a una escena surrealista, según la describió el director de la película.

"Ella estaba durmiendo en el sofá y comenzó a roncar. Y los familiares se decían entre ellos 'estoy hambriento, ¿vamos por un sandwich?' Así fue la cosa, nosotros masticando alrededor de esta mujer que dormía y moría en el sofá", anotó.

Derechos de autor de la imagenBEFORE IT'S TOO LATE
Image caption
En Holanda los doctores deben asegurarse de que la persona sepa que va a morir.
Preocupados de que tal vez Annie despertase, los doctores le dieron una inyección letal.

"Unos 20 segundos después, había muerto", dijo su hijo.

Sus dos hijos dijeron que siempre habían apoyado la decisión de su madre, más allá de cómo los hiciera sentir a ellos.

"Es muy duro ver a tu madre morir así, pero no fue nuestra decisión. Fue suya", dijo Anneke.

Mientras que Frank recibió quejas sobre lo que había decidido su madre.

"Un buen amigo me dijo 'tienes que detener a tu madre', a lo que yo respondí que no lo iba a hacer, que la apoyaba. Entonces me dijo: 'Estás matando a tu madre, estás asesinando a tu madre si sigues con eso'. Eso fue duro de escuchar", anotó.

Argumentos como ese son comunes entre amigos y familiares de quienes eligen la eutanasia y reflejan el debate más amplio que se inició en Holanda en los años 70, cuando los doctores comenzaron a realizar los llamados "homicidios por piedad" de manera más abierta.

Las discusiones continuaron en el debate por la legalización de la eutanasia en 2002… y realmente nunca cesaron