Tres.
Es el número de veces que me han roto el corazón.

Tres.
Es el número de veces que yo permití que me destrozaran.

Tres.
Es el número de oportunidades que le di a cupido para que me diera con su estúpida flecha.

Tres.
Es el número de personas que no valoraron el amor que les dí.

Tres.
Es el número de veces que traicionaron mi confianza.

Ahora decido que Tres.
Es, Fue y Será el número en el que me mantendré a salvo de esa enredadera de mentiras, falsedad, rechazo, traición y dolor.