Recordaste que ella no era cualquier persona, era ELLA, la chica por la que te creíste volver a sentir amor y cuyo corazón rompiste porque en el fondo te morías de miedo. Y fue terrible para ti querer volver y darte con la terrible sorpresa que la chica que conociste ya no estaba más, que ahora solo era un recuerdo, que ya no tenías mas su cariño. Te dolió que ella no te crea cuando le hablaste con honestidad diciéndole que no la volverás a lastimar, que darías todo de ti, que te diera otra oportunidad.
No la odies, ella no se fue, fuiste tu quien se encargo de alejarla.