Conversación de el Fantasma Gremt Y Pandora.

-Sé que recuerdas lo que me dijiste.- Continuo Gremt.
-Fuiste muy valiente. No trataste de huir de algo que no podias comprender.
No te apartaste con repugnancia de algo antinatural, incluso hasta para ti.
Te mantuviste firme y me hablaste.

Ella asintió y repitio las palabras que le habia dicho aquella noche.
" Si deseas una vida humana, una vida tangible que te permita moverte por el tiempo y el espacio, lucha por ella. Si deseas alcanzar una filosofia humana, esfuerzate y hazte sabio para que nada pueda dañarte jamas.
La sabiduria es fuerza.
Reorganiza tu naturaleza, seas lo que seas, y conviertete en algo dotado de un proposito."

-"Si."- Susurró Gremt.- Pero dijiste más;
"Pero ten presente esto; si te conviertes en un ser parecido al que ves en mi,
ama a todos los hombres, y mujeres, y a todos sus hijos..
¡No saques tu fuerza de la sangre!
No te alimentes del sufrimiento ajeno.
No te alces como un dios sobre multitudes que
entonan cánticos de adoración.
No mientas."

-Si. - Dijo, una dulce sonrisa aparecio en su rostro.
Ahora Gremt sintió que ella no le estaba fallando.
Que se estaba abriendo ante él.
y vislumbro en su rostro la misma sensibilidad y la misma compasión que le habia demostrado tantos años atras.
¡Habia aguardado a que llegara este momento!

Deseaba acercarse, abrazarla, pero no se atrevio.
-He seguido su consejo - Dijo.
Ahora sintió que las lagrimas brotaban de sus ojos, cosa que nunca habia ocurido.
-Lo he seguido siempre.

Y cree la Talamasca para ti, Pandora.