Quise que mi primer artículo fuera sobre algo que considerara de gran importancia, y como una persona que sufre de un trastorno de ansiedad, se que las enfermedades mentales son importantes.
Esta sera una mini serie de artículos en las que compartiré mi experiencia y dare consejos que creo que pueden ser de gran ayuda para las personas que también la sufren.
En esta primera parte les platicare un poco de lo que es la ansiedad, o al menos como se presenta en mi, hay que tener en cuenta que no soy una psicóloga y no soy una experta, todo lo que les comparta se basa en la experiencia que he tenido.
Técnicamente la ansiedad es un mecanismo de defensa, un estado de alerta ante situaciones consideradas amenazantes. Físicamente cuando se presenta la ansiedad, sientes que no puedes respirar, tu corazón se acelera, las manos te sudan, a veces tiemblas, te dan nauseas y mareo, sientes mucho miedo de que pierdas el control y dependiendo de su intensidad algunas personas se terminan desmayando.
Es común sientas ansiedad enfrentas a situaciones que consideres peligrosas o riesgosas, como por ejemplo subirte a un lugar alto si te dan miedo las alturas, tener un examen o presentación en la escuela importante, o enfrentarte a una fobia. El problema comienza cuando comienzas a sentirte de esta manera muy frecuentemente a pesar de no estar en ninguna situación que se considere amenazante.
Si tu eres una persona que sufres de ansiedad, te puedo decir que yo te entiendo. Se que no quieres llamar la atención y que en estos momentos realmente te sientes mal. Se que te sientes sola porque crees que nadie entiende por lo que estas pasando, y que tampoco lo entiendes tu. Se que tienes miedo de ti misma, y de que algún día tu ansiedad sea tan fuerte y grande, que pierdas por completo el control. Se que ya no disfrutas como antes todas las cosas que te gustan hacer porque en algún momento tu ansiedad se presenta. Se que a veces prefieres quedarte en casa en vez de salir, porque tienes miedo de que te de un ataque afuera. Se que te sientes frustrada porque todos te dicen que es algo mental, pero tu cuerpo pide a gritos ayuda. Se que quieres ayuda, pero no sabes como pedirla. Se que crees que esto nunca se acabara. Se que tienes miedo, mucho miedo. Pero tranquila, no estas sola, y esto se acabara, no vivirás para siempre con esto.
--𝐲𝐨𝐮𝐫 𝐠𝐢𝐫𝐥, 𝐚𝐧𝐚