Me gusta querer, de eso no hay duda.
A veces uno se puede decepcionar, se puede caer, hasta derramar cada una de sus lagrimas, pero eso es algo bueno. Por que en ese preciso momento, donde todo no es tan oscuro, y has sacado todo, tu alma se ha lavado con el agua de tu sentir, te das cuenta que es un gran privilegio sentir como sientes, expresarte como lo haces, y que no te detienes por nada.
Me gusta querer pero mas arriesgar todo por hacerlo, lo arriesgas todo y eso es algo bueno, es la clave de la felicidad, jugártela aunque sabes que no siempre tendrás el resultado que querías, levantarte y volverlo a intentar es la mayor prueba de que tienes lo necesario para ir por todo por la vida. Ve por todo, o mejor no vayas.