“Les doy un consejo.
No dejen de hablarle a alguien solo por que cometió un error o por algo estúpido, saben que se extrañan y se necesitan, dejar el orgullo no es perder la dignidad, quizá y este sea el ultimo año o mes que se puedan ver y vivirán con el recuerdo atormentador de que no dieron todo para arreglar las cosas.”