Me pido perdón por haberte escrito, me pido perdón por haber creído en ti, me pido perdón por sentirme triste, pero hoy me he dado cuenta que he cerrado 3 puertas en mi vida, 3 puertas en las cuales entré en el pasado a ellas. Hoy cerré la última de esas 3 puertas, hoy empezaré desde cero, no hay más puertas, solo yo y una nueva llave. Tu fuiste mi primera relación, hoy fuiste el último de esas puertas, y puedo decir que eres un cobarde por no haber sido sincero desde el principio, tengo miedos y preocupaciones como todos, pero tengo que vivir el día a día como cualquier persona. No tengo la vida ganada, ni mis sueños ganados, pero si, estoy agradecido con lo que tengo ahorita. Eres un cobarde, y solo espero que te vaya bien.