En vida, los humanos causan mas dolor que cuando parten de lo terrenal. Cuando tu corazón es bondadoso y frágil cualquier muestra de rechazo fragmenta tu buena voluntad.
La tolerancia, quizás, aun no se acaba pero el alma esta absorbiendo todos esos gestos para no causar un daño en respuesta.
Lo peor es saber que tienes a alguien que amas con todo tu ser y que el o ella te estén lastimando sin importarse por ello.
Lo peor es querer dar un abrazo, una palabra de aliento, un beso en la mejilla y tus muestras de afecto no sean bien recibidas.
Lo peor de todo es que con toda sinceridad del universo te diga tu hermano que no quiere nada de ti: ni ese abrazo ni ese "Te amo" que sabe que necesita escuchar.
Lo pero de todo es estar donde no eres deseado y no tener otro lugar al que ir.