El camino del Amor está lleno de rosas de las más hermosas, pero ten cuidado porque también tienen espinas, y en ocasiones mezcladas en esos espacios que se pelean con hierbas de no muy buena relación con el ser humano ya que le causan muchas laceraciones que a veces no son de fácil cura.
Todo Amor trae en ciertos momentos de la vida dolor y es cuando se mide realmente y valora los sentimientos, y se busca la forma de resolverlos de la forma más apropiada posible, por ejemplo, cuando recibes un mensaje apresúrate a contestarlo porque esa persona a quién tu amas también está desesperada y desea saber de ti, es decir establece una buena comunicación constante y permanente. Por lo contrario, jamás se debe hacer más grande el sufrimiento, porque si tu sufres, no eres la única, y el sufrimiento trae desesperación, pero no para cometer errores que luego en muchas ocasiones son irreparables. Cada error acumula resentimiento hasta que llega el momento de parar todo porque sientes que no vale la pena seguir adelante. Recuerda no eres la única en el sufrimiento, solo por mencionar algo de lo mucho, hablamos no solo de sufrimiento y dolor sino de enfermedad que tienes que cargarla con mucha desesperación a cuestas solo.
Sin embargo, en múltiples ocasiones se te propuso concretar juntos por siempre, pero nunca concretaste, cuando uno alcanza la mayoría de edad, es capaz de resolver los problemas y parar lágrimas y sufrimientos, no sé el motivo ni la razón del silencio al respecto, de más está decir los deberes y obligaciones.

Si sales a compromisos, cómo no puedes establecer uno para vernos, yo entiendo de tu secuestro exagerado y que te frustra, pero no permitas que te aturda. Dale una solución sabia y sal adelante con tu amor y por el amor de ambos, porque cuando el amor es verdadero uno pelea hasta la muerte por él, solo baja los brazos y se derrumba cuando este se agotó, eso ya está en ti.