No se trata de amarte cuando ya no tengas a nadie a quien querer sino de amarte antes, de amarte siempre, para que puedas amar bien a los demás, para que puedas brindar amor...
Apostar por ti, confiar en ti, hará que otros lo hagan por ti aunque en realidad no sea necesario para que aprendas a valorarte tú.