Y pensar que yo iba a cambiar mi forma de ser,
mi personalidad, reformar mi yo (solo) por ti.
Por lo que me dijiste aquel día,
acerca de ser “childish”...
pues ya no, jódete.

No pienso transformar ni un ápice
de lo que conforma mi forma de ser,
al menos que sea para mí y por mi bien,
nunca para la aceptación de otros.
Y ya no por ti.

Si me vas a querer,
quiéreme bonito.
Quiéreme completa
Quiéreme con las ralladuras
y brillantinas que tenga,
Con las contradicciones
y convulsiones que soy.

@tuttylev