Si estoy en lo correcto, lo primero que haré será hacer mis cartas de despedida, ahorraré para comprarles unos detalles y planificaré como hacerlo, me gustaría que los que me rodean conozcan lo que yo conocí de mí, me amo tanto que puedo decidir por mí, claro, lo que esté bajo mis manos.

Me esforzaré, lo juro, pero todos tenemos límites.