La luz de la luna se derrite en mi cara,
y los destellos de recuerdos tu ausencia declara.
Mis dedos, frágiles y pintados negros y morados
aluden a tus labios, rellenos, vacíos y rosados
Y la llama que arde dentro de mis ojos mojados
quema lo que queda de dos humanos separados.