Ayer te vi, te vi en una fiesta, en el metro, en el aeropuerto, en mi hotel, en todos lados...
Lo gracioso es q nunca estuviste invitado, hace 10 años que no pisas un metro ni de coña, no estuviste en París hasta octubre, tu mes favorito, y no trabajas en el lobby. Estabas con ella, en una isla desierta, es triste como esos eran nuestros planes idénticos pero sin mí " tu criptonita" (como dirías tú), te veo devuelta esta vez de fuera de mi soñar despierta en una resvista en un pequeño kiosko, eran tú y ella en su 'casi luna de miel " mis ojos se aguaron al escuchar el comentario de una fan q pasa:
-"mira sus ojos están perdidos, la extraña"
ella piensa q él me recuerda... pobre ingenua, ojalá los ojos se le abran pero no tanto como para lastimarse. Y como de costumbre sigo con mi alocada, y vacía de tu amor vita.
Unos días despues aparece ella llorando por las noticias..."El no está dispuesto a amarme sigue flechado con otra ojalá la vida los reencuentre". Estas palabras me estremecieron, a su vez son las cuales de causualidad eran las únicas palabras que encontraban en mis sueños y pesadillas al mismo tiempo.

5 de agosto flores y frutas llegan a mi casa ambas mis preferidas. se nota que me conoce .
Y eso me entristece.
"Zafir" nada más que eso citaba la nota de las dichosas Flores. Ese nombre mueve y me encuentra sentimientos en mis catacumbas q creí haber llenado de cemento.
-Zafir? Pregunta mi asistente sin entender la situación
-su nombre en clave que utiliza para ocultarse y pasar por alto.
-su nombre? Hay alguien nuevo de quién tenga que saber
-no solo una figurita repetida queriendo pegar donde no puede.
-Ella se quedo callada y dudosa. (Me quede pensante el resto del dia)
Mi vida es rutinaria pero siempre hay cierta incertidumbre dentro de mis días, la única constante eras tu, y tus planes que encajaban con mi personalidad e incertidumbre diaria a la perfección.
Dijiste que todo fue por relaciones públicas, que te habían lavado la cabeza, que nunca dejaste de pensar en mi, que el arrepentimiento y el remordimiento comían tu alma. Que te acordabas de mi bienestar y lo cuanto que te costaba saber que me dejaste como un plato en boda griega ....destrozado en el suelo.