Hace unas 3 semanas me enamoré totalmente de un chico. Fue prácticamente amor a primera vista, pasó el tiempo y descubrí que al chico le parecía bonita, quedé fascinada... ¿de verdad le parezco bonita?
En fin, me animé a mandarle una solicitud de amistad y al cabo del poco tiempo que se tardó en aceptarla, dejé pasar unos cuantos días hasta que por fin me armé de valor y le mandé un mensaje, ese día, me apresuré a mandarle un "hola", intercambiamos unos cuantos mensajes vía internet y quedamos en vernos una semana (específicamente, en esta semana). Seguimos hablando de cosas normales, como donde vivía y de una amiga en común, así que para cuando terminó la charla, me dejó en leído.
Creo que ya saben en que termina esta historia y como me siento ahora mismo. Lo que más me duele es que yo me arriesgué, le mandé mensaje, de verdad hice todo. Yo sí quería algo bonito con él. El mensaje para vernos nunca llegó.Pero creo que el desinterés al fin y al cabo resultó ser más evidente de lo que me esperaba, y de ahí le siguió el rechazo. Ya para finalizar, hoy mientras paseaba por la escuela (cabe destacar que me había arreglado y me sentía bonita) lo vi. Todo bonito, alto y flaquito, con una chamarra de cuero. En ese momento, le dije a mi amiga que me acompañase para verlo, fue ahí cuando el rechazo me cayó del cielo. Hoy lo vi tres veces y en esas tres veces en ningún momento se dignó a dirigirme ni una palabra o tan siquiera dedicarme una mirada o una sonrisa que apenas se notase. Tres veces, en los que tan siquiera un "hola" hubiese sido suficiente, no pido tanto... una señal con su mano como diciendo hola me era suficiente. Y eso no era todo, la última vez que lo vi estábamos caminando ambos en diferentes sentidos, creo que esta fue la que más me dolió, ya que mientras caminaba, pude notar su mirada de "oh por dios, no", seguida de una mirada volteando hacia otro lado, ignorándome por completo.

Me dolió, y me dolió un buen, ya que yo tenía todo el amor del mundo por ofrecerle. Me hizo sentir menos, dije "¿que cosa tiene otra chica que no pueda ofrecerle yo?", me hizo sentir fea y triste. Pero lo gracioso es que así sucede, te gusta alguien - no le gustas, le gustas a alguien - no te gusta, se gustan - no se puede. Y pues ya, así es la vida, no todo se nos va a cumplir. Y lo único que se puede hacer es aguantarse, no puedes obligar a alguien a quererte, así le preguntes a todos sus amigos sobre él, te sepas su nombre completo al derecho y al revés, así tengan los mismos gustos, se vistan igual, así tengan amigos en común, si no existe interés por ambas partes es imposible. Así le ruegues a dios, no se puede hacer nada. A menos que seguir intentándolo, por supuesto, en algunos casos (pocos, por cierto), la constancia rinde frutos, pero la verdad es que eso requiere un poco más de tiempo, paciencia y ¿por que no? un poco de sufrimiento.
Yo opino que no vale la pena seguir perdiendo el tiempo con alguien que no puede ver en ti todo lo bueno que tienes para ofrecer, además de seguir frustrandote y seguir rompiéndote el corazón de poco a poquito con acciones de rechazo. Lo que me pasó hoy me rompió un poquito el corazón y por que no... un puntapié en el ego.
Literalmente no tengo ni la menor idea de por que nos enamoramos de las personas que no nos corresponden. Tan bonito el niño pero sus acciones de hoy fueron muy directas, me llegaron directo, ni siquiera hubo necesidad de descifrarlas o asimilarlas, fueron directas, así. Creo que hubiera sido menos evidente si hubiese llegado con un cartel diciendo "HOLA OYE NO QUIERO NADA CONTIGO PERO GRACIAS", pero creo que ni todo es tan perfecto ni todo tan terrible. Esto, aunque suene gracioso, puede ser sólo un pequeño o gran paso para conocer a la persona correcta, la que no te menosprecie, alguien que te presuma y te quiera para algo bonito y en algún momento esa persona debe de llegar.
La vida se trata de cosas buenas y malas, y aunque a veces un corazón roto duela mucho, recuerda que tiene la capacidad de sanarse con el tiempo y que una persona te rechace no es el fin del mundo, sólo se trata de alguien que no pudo observar toda la magia que llevabas dentro. Pero de verdad tenlo por seguro, no es el fin del mundo. Un rechazo no te hace menos bonita, menos inteligente o menos especial, es válido llorar y sentirse mal, pero temporalmente, además de que un rechazo no significa anda si la persona no quiso darse el tiempo de conocerte, por que todas las personas tienen cosas buenas, tal vez ahora, con nuestro pobre corazón en cachitos no nos vemos nada bueno, pero como dije es algo momentáneo. Mantente alerta y te aseguro que pronto encontraremos a alguien al quien le podamos entregar nuestro corazón y hacerle la vida un poquito más feliz.

-Andrea