Somos espontáneos,
no sabemos mucho del amor,
nuestros cuerpos se entorpecen, somos el presente, así de sencillo.
Somos caos y alboroto, somos placer, somos la felicidad del instante.
La emoción de un concierto, el ancio de una visita, el rechazo a lo culto y el amor por lo efímero. Somos lo que somos, somos nuestra juventud.
-A