Muchas veces he soñado contigo, he querido ir a buscarte, pedirte perdón, que me tomes en tus brazos como muchas veces lo hiciste, recargar mi cabeza en tu pecho y disfrutar de tu respiración mientras mi cuerpo se amolda perfectamente al tuyo. Quisiera que tomaras mis manos una vez mas, que el momento que dure contigo sienta que contigo es el lugar mas seguro del mundo.
Anhelo con tantas ganas uno de tus besos, de esos que me quitan el aliento, que provocan chispas en mi cuerpo, como si miles de fuegos artificiales me explotaran por dentro. Los extraño tanto, llenos de amor, de paz y de esas inmensas ganas de que jamas terminen, porque incluso aun hoy me provocan felicidad, una felicidad que recorre mi cuerpo e inunda mi alma, que hacen que me sienta completa