Dejar de fingir ante la gente es el primer paso para volver a ser yo.
Yo no soy todo lo que muestro, ni tampoco soy todo lo que oculto, soy una pequeña parte de las dos, porque lo que muestro al mundo es parte de la persona que quiero ser, y que fui en algun momento. Y lo qe oculto es es la persona sabia que sale cuando da consejos, pero esa persona sabia tuvo que pagar un precio al aprender de la vida. No fue fácil, no fue bonito, ni siquiera hubo partes alegres en esa formación, solo son mierdas unas tras otras, mierdas que iba ocultando tras una sonrisa, aunque esa sonrisa debo admitir que las hizo más ligeras en pequeños lapsos de tiempo. Pero tengo que aprender a sonreir con sinceridad, a amar con libertad, a aceptar que hay gente que me ama por más que yo no crea en sus palabras, a aceptar que el pasado aún con todo el daño que me hizo, me hizo la mujer que soy ahora. Que las personas y hechos que me hicieorn daño no son las mismas que son ahora, ni yo tampoco. Que perdonarlas no significa que perdí o me volví una sensible, solo significa que dejé ir y que ya no me hace daño. Pero primero tengo que olvidarte, por que tú eres la mayor fuerza que me conecta a mis recuerdo pasados, eres un amor inalcanzable y hoy me di cuenta de eso, que lo nuestro no es, no pudo ser, ni será en un futuro por más que te piense o por más que te ame, porque no encuentro otro sentimiento que describa lo que sentí por ti pero hoy es el último día que te menciono en mis escritos y el último día que finjo ante el mundo ....