Hace un par de años conocí a alguien a quien describía como maravilloso en mil y un sentidos pero algo ocurrió y cambio, se transformo en lo contrario a lo que conocí, quise ver muchas cualidades en donde solo había apariencias iniciales. Apariencias es lo que todos vemos, sin cuestionar que es real o que no, creemos en lo que nos muestran al menos por un tiempo y eso ocurrió.
Cuando conoces a alguien, ven muchas cosas pero otras no tanto, en mi caso veía a un chico sincero, honesto, tímido quizá y muchas cosas más pero ahora no reconozco a ese chico que conocí y debo admitir que lo hecho de menos, fue alguien especial, importante alguien que sabía como hacerme feliz con un simple abrazo. ¿que ocurrió? Parece que la fantasía se acabo, se esfumo como cuando un dulce se termina, no sabes en que momento estaba a punto de terminarse.

Las apariencias son algo que describe a las personas, algo que se compone de lo que ellas quieren que veas o al menos ahora lo veo así, es como cuando te dicen ¿quién eres tú?, mayoritariamente decimos nuestras cualidades pero es lo único que nos atrevemos a decir. ¿porque lo hacemos?, es sencillo, porque únicamente queremos quedar bien o que nos vean bien o al menos en mi caso así es. Muchas veces al hablar de nosotros somos esplendidos y si algo no nos parece solo loe vitamos y decimos -ya me conocerás-, acaso eso es lo que queremos o sencillamente queremos que nos acepten, hacemos de la aceptación una necesidad más que algo que queremos. Por ello usamos las apariencias, para disimular y vernos como alguien a quien se le debe querer, pero no nos damos cuenta de en que momento, transformamos todo lo que decimos y lo convertimos en actos de dolor para otros.
¿porque nos enamoramos de una primer impresión?, acaso no somos lo suficiente capaz de amar a las personas con sus defectos, es posible que si lo seamos mientras esos defectos no lastimen a más de una persona, mientras en esos defectos no se vea involucrado el sentir de alguien más. Por ejemplo no podemos aceptar una infidelidad, porque esa daña a más de una persona, daña más que a tu propia persona y eso destruye construcciones que se cimentaron en algo que se creía real como lo puede ser la honestidad.