"¿accidente y error o talento y acierto?". Al cuestionarme ésto, no puedo evitar relacionarlo conmigo. Sé que todos somos producto del deseo, así que no me meteré mucho por ése camino, no deseo llevarlo allá.
Lo que yo hago, ¿es un error o es talento? Me causan mucho interés ésta clase de preguntas, ya que llego (casi) siempre a la misma conclusión: depende, es completamente subjetivo.
Pongamos un ejemplo: el trabajo de Basquiat lo considero realmente una obra de arte, ya que, al tratar de descifrarlo, quedo cada vez más intrigada hacia el hombre y hacia su propia mentalidad: no lo considero un error, lo veo como un talento, pero para otra persona puede ser completamente diferente. Lo puede ver como un error que se ha cometido, como falta de talento y un simple accidente en la historia del arte. Dos opiniones completamente diferentes, ninguna, hablando en general, "buena" o "mala". Sólo dos opiniones bajo criterios diferentes…
Entonces, ¿lo que hacemos cada día es accidente o acierto? Creo que cada quién le pone dicho sentido a ésta cuestión. Podemos encontrar sentido a un accidente talentoso, un imperfecto "perfecto" en algo que jamás debió de estar allí, pero que de alguna manera estuvo.
No creo firmemente en ésta pregunta. Pienso que puede haber un accidente precioso, talentoso y asertivo.