Lo siento...
Necesitaba olvidarme de ti, pero no puedo estás en mi cabeza, en mi corazón, en todas partes y perdóname por no ser perfecta pero esto de amar no venía con instrucciones, perdóname por no haberle gritado al mundo lo que te amo, decirlo a todas horas y darte todo el cariño que te merecías.
Siento también las largas tardes en las que te escuchaba todos tus problemas sin pensar que aunque yo tuviera alguno peor y mis ganas de llorar fueran inmensas, siento no haberte abrazado las veces que hubiera querido, las que hubieras necesitado, siento no ser la amiga fiestera y de buen cuerpo.
Perdóname por todas aquellas noches en la que el llanto irrumpía mis sueños haciendo que pasara la noche en vela una vez más, siento ser poco divertida, siento ser infantil, mi risa espantosa, mis chistes malísimos pero que alguna vez te hicieron reír, siento mis consejos que parecían de sabia, irónico porque ni yo misma los seguía, siento decir las cosas a la cara o simplemente callarlas, siento los silencios incómodos, las risas nerviosas, las fotos estúpidas y las largas caminatas, siento hablar rápido o bajito, de verdad siento no ser la persona que buscas, siento ser yo misma...