MITOS Y LEYENDAS PARTE 2
 David Alleno, “la vida por una parcela de Cementerio”: Fue un cuidador del Cementerio desde 1881 hasta 1910. En su pequeña bóveda se destaca un altorrelieve realizado en mármol que representa a un cuidador con su ropa de trabajo, regadera, escoba y un candado con llaves.
Luego de ahorrar durante 30 años su único deseo era el tener su propio mausoleo y encomendar a un escultor genovés (Canessa) la realización de la escultura.
La historia cuenta que luego de colocado el bajorrelieve de mármol, David regresó a su casa y se quitó la vida. La ansiedad puedo más, quiso ser sepultado de inmediato en el lugar que lo obsesionó toda su vida.
Los serenos que trabajaron en el cementerio cuentan que su fantasma existe, no lo vieron pero oyeron el tintineo metálico del manojo de llaves del fantasma al recorrer las bóvedas todas las noches…

 Elisa Brown, “la novia del Plata”: Llamada así por los vecinos de Barracas, quienes afirman haberla visto: una niña vestida de novia paseándose a la orilla del riachuelo.
Hija de un almirante irlandés, Elisa esperaba la llegada de su prometido de la lucha contra el Imperio de Brasil. En la batalla de Monte Santiago, el joven muere heroicamente. Al enterarse de la noticia con 17 años y recibiendo el reloj que pertenecía al muchacho, Elisa enloqueció.
Ocho meses después de la muerte de su prometido, fue a bañarse en el Canal de las Balizas del río de la Plata junto con su hermano menor, donde se ahogó en uno de los “pozos”, cerca de la quinta de un amigo del almirante Brown.
Fue enterrada en el Cementerio Británico de Disidentes junto con los restos de su prometido pero posteriormente trasladaron su cuerpo al Cementerio de la Recoleta.
Los restos de la novia del Plata yacen en una urna detrás de la del marino.