Ya estoy lista para perderme entre tus brazos o reírme de nosotros,
ya estoy lista para hablar de todo, de nada, de lo que sea,
ya estoy lista para jugarmela y ganar o perderlo todo,
ya estoy lista para tirarme a la piscina y aprender a nadar o ahogarme sin remedio,
ya estoy lista para emborracharme contigo sin que me de vergüenza,
ya estoy lista para reconocer mis errores,
ya estoy lista para querer y dejar que me quieras,
ya estoy lista para que me desnudes poco a poco y a plena luz.
Ya estoy lista, y todo porque la última vez que te vi, dejé de actuar y me dejé llevar.
Lo que no sé es si fue gracias al whisky, a ti o a mi.